Entre parodias y litigios

Por: Giomir Rosado

Actualmente el Internet está repleto de una cantidad innumerable de información educativa de índole cultural, política, literaria y muchas otras vertientes más del conocimiento. Sin embargo, no solo es una herramienta para promulgar el saber, sino que también hay tiempo para promover la risa. Es por esa razón que la comedia y las parodias ocupan una posición importante en lo que suele ser nuestra diaria exploración cibernética.  Como respuesta a la innegable ola de parodias que se ven en televisión e internet , el Reino Unido aprobó una ley que permite que se hagan parodias,caricaturas,filmes,pintura,literatura entre otras manifestaciones artísticas que su propósito sea darle un tono cómico a trabajos ya protegidos por Copyrights. Antes de la existencia de la ley, quien hiciera parodias de obras protegidas bajo derechos de autor estaba expuesto a ser demandando.

Comenzando a tener vigencia desde el primero de octubre , las personas dedicadas a crear parodias solo podrán ser demandas por el creador de las obras originales si se entiende que se esta llevando un mensaje discriminatorio o si la intención de la parodia es competir con el trabajo original.

Ahora bien, ante una demanda por parte del creador de la obra parodiada será el/la juez/a quien decida si lo creado para propósitos de la parodia es lo suficientemente gracioso para ser clasificado como tal. Seguramente los Tribunales de Reino Unido disfrutarán de su dosis de risa por medio de Youtube y demás páginas de vídeos al analizar el contenido de las obras las cuales, generalmente hablando, pueden añadirle una dosis de carcajadas a nuestras serias y ajetreadas vidas. La pregunta es: ¿Reirán igualmente los que violen la ley?

Referencias

TELEGRAPH.CO.UK

BBC.COM

Advertisements